Coches de segunda mano, seminuevos y de kilómetro cero.

Hoy en día aunque creamos saberlo todo sobre el estado de un coche a la hora de comprarlo, en el momento de la verdad solemos tener dudas sobre diferentes conceptos. ¿En qué se diferencian un coche de segunda mano, uno seminuevo, y uno de km 0? Te explicamos claramente qué significan cada uno. Esto es importante porque lamentablemente todavía hay cierta confusión al respecto entre los consumidores.

Principalmente existen dos categorías de coches que todos sabemos diferenciar: el coche nuevo y el coche usado.

Un coche nuevo corresponde a aquel que desde que se ha fabricado hasta que lo compra un cliente, no ha sido usado de ninguna manera.

El coche usado es aquel que durante ese período de compra si ha sido usado, ha tenido ya un propietario y se ha conducido de manera normal por las calles y carreteras en condiciones habituales.

Dentro de la categoría de coches nuevos, se incluye el coche de km 0. Este coche no ha sido usado de ninguna manera. Su único matiz es que ya se ha matriculado a nombre del concesionario, o de la propia marca, según sea el caso, por lo que en el momento en el que un cliente decide comprarlo, este tiene que hacer un cambio de titular, es decir, se hace una transferencia.

Por lo que un coche de kilómetro cero es un coche nuevo, siempre.

La clasificación de los coches usados viene dada por el tipo de uso y antigüedad que tenga el coche. Aquí se encuentran los coches seminuevos y los coches de segunda mano:

Coche seminuevo. En este grupo se pueden encontrar coches que procedan de compañías de alquiler o cualquier otra flota. En estos casos, el coche suele tener más kilómetros (normalmente no pasan de 25.000 km) y más tiempo (entre uno y dos años de edad).

Coche de segunda mano. Para ser exactos, cualquier coche usado se puede agrupar bajo la denominación de coche de ocasión o coche de segunda mano, pero este nombre suele referirse a los que tienen más tiempo y más kilómetros que todos los demás, simplemente por convenio, para distinguir unos y otros.  Lo más seguro es que estos coches hayan pertenecido a un propietario particular que después de un tiempo se ha querido deshacer de él, por lo tanto, puede haber un poco de todo, desde coches con poco uso y cuidados, hasta coches con muchos kilómetros. Algo que significa que su precio será más bajo que todos los demás.

Ahora que ya tienes claro estos conceptos, es hora de hacer balance en cual de ellos se adecúa más a tus necesidades.

En Flexicar somos muy claros tanto en el estado de nuestros vehículos, como en los trámites y gestiones en la compra o venta de los mismos. Nunca antes comprar un coche de segunda mano fue tan fácil

Deja un comentario