¿Podríamos olvidarnos de los atascos para siempre?

En Madrid es cada día más común encontrarnos con un atasco… y ese atasco te lo encontrarás justo cuando llevas prisa, cuando vas tarde al trabajo o a una reunión importante o cuando pensabas que ibas a llegar pronto a tu casa. No hay manera, si conduces en nuestra capital, las probabilidades juegan en tu contra, más temprano que tarde te toparás con uno.

Atasco Madrid Flexicar
Cada día esta imagen es más habitual en nuestra ciudad

¿Es que acaso hay demasiados coches en Madrid? ¿Hay que mejorar la red de calles y carreteras de nuestra ciudad? ¿Todos los conductores “empanaos” deciden coger el coche a la misma hora que tú? puede que sí, pero un grupo de científicos se ha dado a la tarea de estudiar la “ciencia de los atascos” (si es que hay científicos para todo).

En un extraordinario video del canal de Youtube CGP Grey, explican que los atascos son básicamente tu culpa (y mía y de todo aquel que apruebe los exámenes de la DGT), vamos, que no somos más que “monos al volante” con las limitaciones propias de nuestra especie, como dicen en el video.

Mono conduciendo Flexicar
Esta es la imagen que los investigadores tienen de nosotros al volante

Por mucho que lo intentemos (o no), nos resulta sumamente complicado sincronizarnos. En una intersección o incluso en una autopista, cuando un coche se detiene (porque se distrajo, por un accidente o por el motivo que sea), se produce una reacción en cadena, que hace frenar a todos los coches por detrás, y esto se puede prolongar causando un atasco cada vez mayor.

Es cierto que las autoridades de tráfico trabajan día a día para mejorar la circulación en nuestras calles y carreteras, pero por mucho que nos esforcemos, está en nuestra propia naturaleza causar atascos.

¿Esto quiere decir que estamos condenados a perder valiosas horas de nuestra vida viendo las luces rojas del coche de enfrente? no, o por lo menos no en un futuro cada vez más cercano.

La inteligencia artificial y las nuevas tecnologías podrían hacer que los atascos sean cosa del pasado. Una máquina es muchísimo más eficiente que un humano a la hora de coordinarse con los coches de su entorno, y de enviar y recibir información sobre la velocidad y dirección de todos los coches a su alrededor. Además, son increíblemente rápidas a la hora de tomar decisiones. Un coche autónomo, podría decirle al coche de enfrente qué velocidad lleva, así como saber en cuestión de milisegundos si el de enfrente ha aminorado la marcha. Vamos, que son capaces de sincronizarse unos con otros y tomar decisiones mientras leemos la prensa o jugamos al Candy Crush en nuestro móvil (o leemos El Blog de Flexicar).

Si quieres saber más sobre este interesante estudio y sus conclusiones, no dejes de ver este video titulado “The Simple Solution to Traffic” de CGP Gray (es cierto, está en inglés, pero activa los subtítulos si no tienes muy buenas relaciones con el idioma de Shakespeare). Y mientras llegan los coches autónomos ¿Te has fijado en los Monopostes que hemos puesto en las distintas zonas de la ciudad? ¿A que molan?

2 opiniones en “¿Podríamos olvidarnos de los atascos para siempre?”

Deja un comentario