La forma de vender tu coche usado que (quizá) no conocías

¿Sabes como funciona la gestión de venta de Flexicar? Autobild nos lo cuenta

Hoy desde Flexicar queremos recordar este extraordinario reportaje realizado por Noelia López para Autobild España, en la que se explica perfectamente cómo funciona nuestro servicio de gestión de venta; una opción cada vez más utilizada por los particulares para vender su coche sin complicaciones.

Desde El Blog de Flexicar, reproducimos íntegramente el reportaje, que podéis ver en la web de Autobild haciendo clic AQUÍ

Flexicar Opiniones
Reportaje de Autobild España sobre el servicio de gestión de venta de Flexicar

La forma de vender tu coche usado que (quizá) no conocías

¿Estás pensando vender tu coche usado? Si es así, te interesa conocer en qué consiste la gestión de venta una modalidad de venta de vehículos de ocasión que quizá no conoces y que te puede reportar muchos beneficios.

No es un tiempo verbal que suela utilizar pero, para hablar de la Gestión de Venta o la forma de vender tu coche usado que (quizá) no conocías, me vas a permitir que escriba en primera persona.

Lo voy a hacer así porque han sido circunstancias personales las que me han acercado a esta modalidad de venta de coches de ocasión; y porque contándote mi experiencia será cómo mejor consiga hacerte llegar los beneficios que reporta esta forma de ‘deshacerte’ de un vehículo de segunda mano.

 

Hace unos meses decidimos que había llegado la hora de cambiar nuestro ‘viejo’ coche. Entrecomillo lo de ‘viejo’ porque no había cumplido los 10 años (lo compramos en 2007) la edad media del parque móvil nacional y a partir de la cual los expertos aconsejan una renovación por cuestiones medioambientales y de seguridad. Y también porque salvo que unas semanas antes se nos había roto el turbo (una de las averías más caras a las que te puedes enfrentar) y un par de problemillas sin importancia (una puerta hacía caso omiso al cierre centralizado), el coche estaba en muy buenas condiciones.

Fue un amable vendedor de un concesionario el que me aconsejó ir a Flexicar. “Allí fue donde me dieron la mejor tasación por mi coche usado”, aseguró. La empresa tiene delegaciones en Alcobendas, Leganés, San Fernando de Henares y Móstoles*, todas en la comunidad de Madrid, y no me venía demasiado mal acercarme a una a preguntar.

En esta primera visita, me informaron de que para conseguir una tasación del coche tenían que meterlo al taller para ver el estado de la mecánica en profundidad y me dieron una cifra de lo que, dando por hecho que todo estaba OK, podrían darme por mi BMW Serie 3. No era mala (superaba las ofertas que había recibido hasta el momento), pero antes de que pudiera dar una respuesta me ofrecieron otra opción: vender mi coche usado bajo la modalidad de ‘Gestión de Venta’.

Gestión de Venta, la forma más cómoda de vender un vehículo de segunda mano

Gestión de Venta‘, no lo había escuchado nunca. Alejandro, el amable comercial de Flexicar, me explicó que es una opción de venta de coches de ocasión por la que la empresa se encarga de todas las gestiones de venta (cambio de titularidad incluido) y, a cambio, se lleva una comisión de 1.500 euros.

Dicho así, la cifra puede parecer elevada, pero es importante tener en cuenta que en esos 1.500 euros se incluyen los gastos de acondicionamiento del coche, los anuncios en páginas webs y los gastos de documentación y notaría.

La cifra por la que estaban seguros podrían vender mi coche era mayor de la que esperaba y descontando los 1.500 euros que se quedarían por la venta yo iba a seguir ganando más que así aceptaba la tasación por compra directa. En resumen: acepté.

Cuando dejas tu coche en Gestión de Venta pasa a ser temporalmente de Flexicar. Con ellos firmas un contrato de Reserva y Compromiso de Venta en el Vehículo. En este documento, además de los datos de cada una de las partes firmantes se refleja el valor estimado de venta , la comisión que se lleva el vendedor y una serie de cláusulas (enumero las que considero más importantes):

– El precio acordado para la venta se puede modificar siempre y cuando haya acuerdo por ambas partes.

– El propietario se compromete a retirar todos los anuncios que tuviera puestos para evitar así duplicidades.

– Si el dueño del coche da su aprobación, Flexicar podrá mover el coche entre sus diferentes sedes para agilizar así la venta (aunque, por experiencia te digo que te avisan para volver a pedir tu conformidad antes de hacer cualquier movimiento).

En el documento también queda por escrito que, si pasado un tiempo decides dar marcha atrás y llevarte de nuevo el coche, tendrás que pagar 100 euros por cada mes que haya estado expuesto en sus oficinas en concepto de “gastos derivdos del proceso de venta tales como la limpieza, el reportaje fotográfico, el seguro, las acciones publicitarias y la custodia del vehículo”.

Y si esperas a recibir todo el dinero una vez cerrada la venta o prefieres coger un anticipo de hasta el 60%.

¿Qué ventas ofrece la Gestión de Venta?

Además del beneficio económico (en mi caso y sin que esto sea vinculante conseguí 1.000 euros más de lo que podía haber ganado con la venta directa), la gran ventaja que ofrece Flexicar con su Gestión de Venta es la comodidad.

Una vez que firmas el contrato y haces entrega del coche, te olvidas de todo.

Para que te hagas una idea: el funcionamiento es similar al de una inmobiliaria que se compromete a vender tu piso. La empresa hace las fotos y cuelga los anuncios en las principales webs de compra y venta del país. Además se encarga de gestionar las ofertas, recibir las visitas y solventar las dudas de los posibles compradores. De hecho, no existe relación alguna entre el propietario y el comprador final.

Desde el momento en que firmas el contrato de ‘Reserva y Compromiso de Venta’, todo lo que le suceda al coche es responsabilidad de Flexicar. Ellos incluso aseguran el vehículo, por lo que lo recomendable es parar tu póliza para que no siga corriendo el tiempo y bajando el presupuesto mientras el coche no está en tu poder.

Conseguido un comprador, son ellos también quienes se encargan del papeleo e, incluso, se hacen responsables de la garantía que, por Ley, tienen que ofrecer al nuevo propietario.

¿Quién decide la venta?

Ahora bien, que sea la empresa de venta la que gestione toda las acciones no significa que sea quien toma las decisiones.

Tal y como se establece en el contrato, cualquier modificación del precio debe ser previamente aceptada por el cliente. Tampoco se cerrará la compra hasta que el propietario del coche dé su visto bueno.

Cuando hay un comprador y el dueño está de acuerdo, solo queda pasar por la sede de Flexicar para firmar la venta. En menos de dos días, el dinero estará en tu cuenta.

*Cuando se publicó este reportaje, aún no teníamos nuestro concesionario de Móstoles

Deja un comentario