Cómo elegir la marca y el modelo de coche

Decantarse por un vehículo y comprarlo no es una decisión que deba tomarse a la ligera, ya que antes debemos analizar las características que mejor se adapten a nuestro tipo de vida y a nuestros gustos.

Nosotros queremos ayudarte y te lo ponemos más fácil: por un lado, en Flexicar encontrarás una amplia gama con más de 1.500 vehículos de distintas categorías (familiares, todoterrenos, utilitarios, descapotables, industriales…) adaptados a tus necesidades. Y por otro, te ofrecemos una serie de consejos y recomendaciones que esperemos te sirvan de guía para hacer la mejor elección, teniendo en cuenta factores técnicos y personales.

Factores técnicos:

¿De qué presupuesto dispones? En primer lugar, debes adaptarte a tus condiciones económicas y establecer un presupuesto máximo. Nuestra recomendación es que intentes ajustarte a éste para poder afrontar las cuotas o pagos.

¿Cuáles son tus necesidades de desplazamiento? Piensa para qué quieres el coche, para desplazamientos urbanos o largas distancias, y en función de eso establece el tipo de motor y el número de caballos que necesitará el vehículo.

¿Cuánto espacio necesito? Considera si vas a utilizar de forma frecuente los asientos traseros y el maletero, si vas a efectuar grandes compras, si tienes que colocar sistemas de sujeción infantiles, transportines para mascotas o maletas.

¿Cuántas personas van a viajar de forma habitual en el vehículo?: Si tienes hijos o tienes que llevar a gente mayor, seguramente te preocupe más la comodidad y el espacio para que puedan viajar tranquilos.

¿Qué garantías de seguridad ofrece?: Es uno de los aspectos más importantes a la hora de realizar la compra de un vehículo. Revisa las garantías de seguridad que ofrece cada uno: la adherencia de los neumáticos, el ABS, la asistencia a la frenada de emergencia, la dirección asistida, el control de tracción y los airbags, entre otros.

Factores personales y estéticos:

Después de considerar los aspectos técnicos del vehículo, podrás pensar en tus preferencias personales, como la forma del coche, el color, el número de puertas y los accesorios o complementos, pero especialmente la marca, ya que ésta se asocia con ciertos valores de la compañía: Por ejemplo: Audi se asocia con tecnología de vanguardia, BMW con deportividad y tecnología, Citröen con creatividad y tecnología ingeniosa, Ford con accesibilidad y competitividad en cuanto a calidad-precio y Mercedes con calidad y seguridad.

Sabemos que una decisión de este tipo requiere cierta meditación para tener en cuenta toda la información recopilada, así que tómate tu tiempo.

Y tomes la decisión que tomes, esperemos que le saques el mayor rendimiento posible y sobre todo que lo disfrutes.

 

Deja un comentario