5 consejos para evitar que tu perro se maree en el coche

Para quienes disfrutamos de la conducción, un viaje por carretera es una oportunidad extraordinaria para sacar el máximo rendimiento de nuestros vehículos, contemplar los paisajes y sentir la potencia y el agarre en cada curva, pero para nuestros amigos peludos, no siempre resulta una experiencia tan agradable.

Y es que aunque tenemos en la retina la imagen de un perro sacando su cabeza por la ventana y disfrutando de la brisa, lo más normal para nuestros compañeros de cuatro patas es que un largo viaje en coche resulte incómodo. Un perro mareado es sin duda alguna el preludio de un gran desastre.

Perro Flexicar
Lamentablemente, no todos los perros disfrutan del viaje en el coche como este

Es por eso que desde Flexicar queremos brindarte algunos consejos que harán que un viaje en familia sea placentero para todos, incluyendo, como no, a nuestros caninos amigos. Algunos resultarán obvios, pero en todo caso, esperamos que alguno de ellos sea útil

 

1.- Ventila y acondiciona el coche: Ya no solo por tu perro, sino por todos sus ocupantes. Una temperatura agradable hará más placentero el viaje para todos. Enciende el coche unos minutos antes, baja las ventanillas y procura que el coche se ventile y acondicione lo mejor posible. Un coche demasiado caliente o demasiado frío es enemigo de un viaje agradable.

2.- Procura que no coma nada en al menos cuatro horas o más: llevarlo en ayunas reducirá el riesgo de sorpresas desagradables

3.- Dale un paseo largo antes del viaje y procura que haga sus necesidades: juega con él, haz que camine, corra y haga todo eso que les encanta hacer a los perros… lo más probable es que nada má subir al coche, se tumbe a dormir durante casi todo el viaje.

4.- Para periódicamente: No solo es bueno para tí, sino para tu compañero de viaje. Estirar las patas le ayudará a mantenerse tranquilo. Procura que estas pausas sirvan también para hidratarse y al subir de nuevo al coche, prémialo con alguna chuche.

Arnés perro Flexicar
No te olvides de llevarlo bien asegurado, con su arnés y cinturón reglamentario. Es por la seguridad de él y la tuya

5.- Procura un espacio cómodo dentro del coche: tanto a nosotros como a ellos nos gusta viajar cómodos, procura que el espacio sea lo suficientemente grande como para que pueda tumbarse con comodidad… no es un spa, pero tampoco que apenas pueda moverse o que vaya rodeado de cajas o maletas.

Por último, si nada de esto funciona, acude a tu veterinario, existe medicación que puede ayudar a tu amigo a llevar el viaje lo mejor posible. Recuerda también que esto suele ser una molestia temporal, y ocurre frecuentemente en cachorros o perros jóvenes que no están acostumbrados al coche. Siguiendo estos consejos, verás como tu amigo se acostumbra al coche y disfrutará tanto como tú esos viajes en carretera.

1 opinión en “5 consejos para evitar que tu perro se maree en el coche”

Deja un comentario